¡Pregunta frecuente de mis pacientes!  ¿La calvicie tiene cura?
NO TIENE CURA, pero si existen tratamientos que te ayudan a retrasarlo.
Este problema es considerado tal vez una de las quejas más frecuentes ante  cualquier dermatólogo, no existe quien no se desespere, o quien no se angustie al observar su caída progresiva y gradual de cabello: en la almohada, en el baño o en el cepillo. La calvicie es un proceso crónico. También conocido como alopecia androgénica y como muchas de las patologías de la piel, puede llegar a perjudicar la autoestima.
¿Sabías que es normal perder hasta 100 pelos por día? 
Cuando la caída es excesiva, lo ideal no es quedarse de brazos cruzados, sino investigar la causa; a partir del diagnóstico. Como dermatólogos definimos el tratamiento adecuado para la salud de tu cabello y de tu cuero cabelludo.
Bueno, quiero contarte un poquito más sobre la calvicie:
La alopecia es una patología genética, que ocurre en ambos sexos, cuando los pelos del cuero cabelludo se miniaturizan, es más común en hombres antes de los 40 años y después de la adolescencia. Sus primeros síntomas es alrededor de la región temporal y puede evoluir para toda la porción superior del cuero cabelludo.
En las mujeres puede tener inicio en la adolescencia y agravarse en la menopausia, generalmente compromete la porción superior del cuero cabelludo respetando las líneas frontales. No solo en problema es genético, pues  existe una hormona villana aquí los ANDROGENOS y algunos otros factores, que pueden acelerar el problema como: tiroides, anemia, estrés intenso, algunos medicamentos y el exceso de químicos y alisados.
Quien tiene calvicie se casa con el dermatólogo, ya que así mismo realizándose trasplante capilar, la caída podrá continuar para toda la vida. Algunos pelos continuaran afinándose y cayéndose. Por eso es importante que quien tenga este problema consulte a tiempo, para así evitar la progresión de la caída.
Actualmente, existe en el mercado medicaciones tópicas, orales, infiltraciones de medicamentos y vitaminas, el plasma rico en plaquetas; utilizado hoy por muchos cirujanos para estimular el crecimiento de injertos capilares. Aunque aún sigue siendo estudiado, además el apoyo tecnológico como: láser de baja potencia y Leds, se han tornado populares, ya que ellos también auxilian en el tratamiento domiciliar y en el consultorio, y también  la cirugía de restauración capilar ha avanzado en la última década. Hoy existe en algunos centros la técnica robótica permitiendo grandes resultados, en fin la clave para el diagnóstico y mejor tratamiento en cada caso en particular es buscar ayuda con tu dermatólogo.