ME COLOCARON UNA MÁSCARA CON LUZ EN MI ROSTRO… ¿SERA QUE SIRVE?

Varios de mis pacientes TOPSKIN están interesados en saber si esto es cierto o no. Hoy en día existen cascos de luz LED, para el tratamiento de caída capilar, también hay máscaras con luces LED para uso en el rostro.

¡Por supuesto que, si funcionan, aquí te contaré como!

La Luz LED y sus beneficios para la piel: 

En los últimos años, se viene hablando mucho de los láseres de baja potencia (conocidos como luz LEDs), de cómo estos pueden traer beneficios para el tratamiento de algunas alteraciones en la piel.

Las lámparas LED, cuya traducción en inglés es (Light Emitting Diode), son dispositivos semiconductores, que emiten luz cuando son estimulados por corrientes eléctricas; estos son diferentes del láser, no son monocromáticas ni coherentes, pero la nueva tecnología LED está casi monocromática es por esto, que se puede comparar con los láseres de baja potencia y de esta manera hoy se torna posible utilizarlas en tratamientos cutáneos, las cuales estimulan la mitocondria celular. La luz de LED entra en la célula y dependiendo de la profundidad provoca beneficios antiinflamatorios, calmante, estimulante para la formación de un nuevo colágeno, ayudando a la cicatrización de la piel, promoviendo la proliferación celular; ese mecanismo es llamado de fotobiomodulacion, un tipo de fototerapia o tratamiento con luz. Es ese el momento, en el cual se puede diferenciar de algunos láseres de alta potencia, ya que ellos generan daño o muerte celular.

¿Cuáles son sus indicaciones?

  • Acelerar y   mejorar la cicatrización.
  • Controlar la inflamación y el envejecimiento. 
  • Disminuir y controlar el dolor intenso. 
  • Mejorar el aspecto de cirugías estéticas. 
  • Rejuvenecer la piel. 
  • Prevenir la formación de cicatriz hipertróficas.
  • Tratar enfermedades circulatorias como enfermedad de Raynaud.

Debido a lo anteriormente mencionado, hoy se vienen usando en consultorios dermatológicos, por ser eficaces y seguras luego de procedimientos como: peeling y cirugías. En patologías como: acné inflamatorio, entre otros.

Te quiero recordar, que las utilizamos más como tratamientos coadyuvantes y cuando son bien indicados, teniendo en cuenta la energía y frecuencia del tratamiento, los resultados son más potenciados.