¿QUÉ PASA CON MI PIEL Y EL EMBARAZO?

El  cuerpo durante el embarazo presenta modificaciones fisiológicas visibles. Los senos y el abdomen puede sufrir un acumulo de gordura, retención de líquido en las piernas y en la piel puede existir el riesgo de aparecer estrías o flacidez. En el rostro pueden surgir manchas, acentuarse más las ojeras y hasta presentarse casos de acné… Pero tranquila… No  necesitas sentirte Down o baja de nota, todo eso pasara. Lo más importante es que estas llevando en tu vientre un nuevo ser y que cuentas con apoyo tecnológico para tratarte.

Tres  temas que incomodan bastante durante y después del embarazo: 

Las  Estrías: ¿cómo prevenirlas durante el embarazo?

Estudios demuestran que hasta un 70% de las gestantes desenvuelven estrías; esto puede ocurrir por disturbios hormonales y además por el  grande aumento del abdomen en la  gravidez que pide cuidados especiales, para evitar las indeseables estrías.

Las estrías son  caracterizadas como “quiebras” del tejido de gordura de la piel, debido al estiramiento exagerado de esta, y alteración de nuestras fibras elásticas. Ellas  pueden tener un aspecto rojo al inicio debido al proceso inflamatorio, y después cicatrizan tornándose blancas ellas pueden aparecer más en abdomen, muslos, glúteos y mamas.

Ten en cuenta lo siguiente… 

Evita el gano excesivo de peso durante la gestación; eso evita una grande distención de la piel del abdomen, lo cual disminuirá el canse de aparición de las estrías.

Hidrata tu cuerpo por lo menos 8 vasos de agua por día  (2 litros).

Existen líneas corporales para este periodo, que le ayudan a tu piel adaptarse mejor a las alteraciones fisiológicas durante esta fase tan bonita. Comienza a hidratar tus mamas desde el momento que te enteres que estas en embarazo, esa región sufrirá estiramiento de la piel, utiliza oleos después del baño con la piel casi húmeda aplícala 2 veces al día.

Manchas

El  melasma  es  una alteración de la pigmentación de la  piel. Sabemos que existe una tendencia genética que la exposición al sol  y las hormonas femeninas estimulan el  surgimiento de las  manchas. Siendo más comunes en las mujeres que toman anticonceptivos y principalmente durante la gestación. OJO… Muchas futuras mamitas abandonan los tratamientos dermatológicos, lo cual no debe hacerse. Si es cierto, que algunas cremas tienen restricciones, pero también es cierto que existen opciones de cremas y hasta ácidos que pueden ser usados durante esta etapa, como también la importancia del uso del protector solar como aliado en la gestación.

Acné

La gravidez puede  ser un  gatillo para el  surgimiento de acné, o para que se empeore el cuadro existente.

Por otro lado, muchas mamitas pueden notar mejoría de su oleosidad, pero ¡mucho cuidado! cuando las espinillas aparecen merece atención y tratamiento…

Recuerda: “el acné durante la  gestación puede  ser leve, moderada e hasta  grave en algunos  casos y puede surgir en  cualquier  período durante la  gravidez. El  tratamiento va a variar de acuerdo con el  grado  de  acné y de la  área afectada”.  También existen restricciones: el  uso de jabones, cosméticos  y medicamentos adecuados evitan que empeore el problema y  también las secuelas físicas  del  acné, como manchas y  cicatrices. El filtro solar también  es  indispensable.

Observación: acuérdate que la supervisión médica dermatológica es esencial para cada caso.

Comunícate con nosotros y pregunta por nuestro plan Vip para POST EMBARAZO…