Los hilos de sustentación mejoran la flacidez y ayudan a dar firmeza a la piel, promoviendo un  efecto “lift” sin cirugía.  Los hilos tensores son hechos de materiales biocompatíbles  que al  ser absorbidos por el  organismo lleva a la producción  de colágeno.

INDICACIONES: Es un procedimiento indicado tanto para hombres como para mujeres generalmente después de los 30 años que desean combatir las señales del envejecimiento por medio de lifting facial no quirúrgico y poco invasivo. Los hilos de sustentación pueden ser utilizados para renovar el contorno facial dar volumen a las mejillas, disminuir el surco nasogeniano, levantar las cejas y recuperar la firmeza de la piel del rostro y cuello.

COMO FUNCIONA: El tratamiento es  realizado por un dermatólogo especializado, con anestesia local. Las suturas so hilos son insertados por medio de técnicas especiales en la piel no siendo necesarios puntos ni incisiones.

 RESULTADOS: Los  resultados del tratamiento con hilos de sustentación duran entre 18 a 24 meses inmediatamente posterior al procedimiento es posible percibir efecto lifting y con el pasar del tiempo gradualmente puede observarse la mejora de la calidad de la piel debido a la producción de colágeno.