El peeling químico es un tratamiento que consiste en la  aplicación  de ácidos para remover las  capas de la piel y renovarla. Pueden  ser clasificados en superficiales,  medios y profundos, variando en relación  a la cantidad de piel retirada .

INDICACIONES: el  peeling químico es una alternativa para atenuar manchas y arrugas  además  de tratar el  envejecimiento de la  piel. Esta contraindicado en pacientes en embarazo o personas  que toman isotretinoína (Roacutan®).

COMO FUNCIONA: es esencial realizar una evaluación global de la piel, para saber cual es el mejor tipo de peeling más indicado .Durante la aplicación  del  ácido en la piel , es  común tener la  sensación de un leve ardor. Posterior al procedimiento el  paciente puede tener hinchazón y eritema. Durante la recuperación de la piel  es normal la formación  de costras, que se desprenden después de la primera semana.

RESULTADOS: los resultado pueden ser observados después de caer las costras y existe formación graditativa de colágeno. El peeling químico pode ser hecho  repetidas veces, siempre respetando los intervalos prescritos por el dermatólogo, que tiene en cuenta el tipo de piel, el  cuadro clínico y las experiencias de peelings anteriores de cada paciente.