INDICACIONES: La Toxina Botulínica posee diversas indicaciones. La principal de ellas es atenuar las arrugas de expresión, como las arrugas de la  frente, alrededor de los ojos (“pies de gallina”) y entre  las cejas. Además el Botox también es indicado para dejar las  cejas más arqueadas, mejorar las marcas del cuello  y  definir mejor el  contorno de la  mandíbula. Algunas enfermedades, como la hiperhidrosis  (sudoresis excesiva)  y la  cefalea tensional (dolor de cabeza crónica) además del bruxismo y la sonrisa gingival también  pueden  ser tratados con la Toxina Botulínica.

COMO FUNCIONA: se realizan marcaciones de los locales donde el Botox va ser inyectado. la sustancia es aplicada por medio de una aguja muy fina, no siendo  necesaria la  anestesia local. Es  importante resaltar que la aplicación de la  toxina botulínica debe ser realizada por  un profesional de confianza y con experiencia para que el resultado sea el más natural posible.

RESULTADOS: Es posible observar los primeros efectos del Botox y a partir de aproximadamente 72h después de las aplicaciones. Realmente solo después de las primeras dos semanas es que  se consigue percibir el resultado final del procedimiento. La toxina botulínica tiene duracion media de 4 a 6 meses, en la cara y en el cuello.